LAS CONSECUENCIAS EN LA FLORA Y LA FAUNA

En recientes pruebas hechas se ha podido confirmar que, en un alimento tan básico para los niños como es la leche, contiene 130 veces mas de contaminación de la normal.

Las tierras, y por lo tanto, los alimentos procedentes de ellas están altamente contaminados pero a los habitantes de estas zonas no les queda mas remedio que consumirlos para poder sobrevivir ya que consumir alimentos no contaminados, que lógicamente, tienen que provenir de importación, alcanzan unos precios inaccesibles para sus maltrechas economías. A modo de ejemplo decir que un litro de aceite de oliva alcanza un precio de 13 € y el de girasol 3€, precios fuera de sus alcances si tenemos en cuenta que un sueldo de un trabajador en una cooperativa no alcanza los 100 € mensuales.

El accidente ocasionó grandes destrozos en el medio, como por ejemplo varios kilómetros cuadrados de bosque se murieron, algunas especies de animales dejaron de reproducirse o simplemente perdieron sus crías, otras especies se extinguieron en las zonas de alrededor del accidente. Por otra parte, tras la explosión, los pinos que se encontraban alrededor de la Central adquirieron un extraño color marrón y murieron. La zona pasó a conocerse como el Bosque Rojo.

Asimismo, el estudio demuestra también que las especies que vivían cerca del reactor nuclear de Chernóbil presentan más deformidades, incluidas la decoloración. "Normalmente los animales (deformados) son devorados con rapidez, y es difícil escapar si tus alas no tienen el mismo tamaño", precisó el jefe de la investigación, y añadió que "en este caso, encontramos un alto índice de anomalías en animales deformados".